ORIGENES

 

En 1992, la Conferencia Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible celebrada en Río de Janeiro, derivó en la Agenda 21 suscrita por 172 países miembros de la ONU.

En 1996, la Segunda Conferencia sobre las Ciudades (Hábitat II) celebrada en Estambul Turquía, derivó en la Agenda Hábitat, una serie de compromisos para el desarrollo humano aprobados por 171 países miembros de la ONU.

En 1997, fue creado el Observatorio Urbano Global (GUO) con el fin monitorear el logro de los objetivos establecidos, viéndose acrecentada su relevancia a partir de entonces.

En 2000, la Cumbre del Milenio celebrada en Nueva York derivó en los Objetivos del Milenio suscritos por 189 países para ser alcanzados en 2015.

En 2015, la Cumbre Especial sobre Desarrollo Sostenible celebrada en Nueva York derivó en los nuevos 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 con obligatoriedad para los 193 países miembros de la ONU.

 

Mexico, si bien había venido suscribiendo esa serie de compromisos, es hasta 2005 cuando la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) lanza una convocatoria oficial para apoyar a la constitución de una Red Nacional de Observatorios Urbanos Locales (OULs) que permitiera evaluar los avances locales del programa nacional Hábitat en cuanto al cumplimiento de los mandados acordados por el país con ONU-HABITAT, especialmente los Objetivos del Milenio, siendo en 2013 transferido el control de la red a la recién creada Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU).

El Estado de Colima, vio surgir en 2008 el Observatorio Metropolitano de Colima (OMECOL) a manera de un acuerdo en el cual se ha aglutinado a los gobiernos municipales y al estatal, a las principales instituciones académicas del Estado, a las cámaras empresariales y a los colegios de profesionistas vinculados con la temática urbana, y al Instituto de Planeación para el Municipio de Colima. Además de atender a los mandatos mundiales y nacionales, el OMECOL busca responder a la necesidad local de evaluar de manera integral el desempeñó de la Zona Metropolitana Colima-Villa de Alvarez y de orientar hacia una mayor eficiencia la toma de decisiones dentro de la esfera de la política pública, todo sobre la base de una perspectiva de gobernanza metropolitana.